EN ALDEAS SOS Costa Rica
TRABAJAMOS PARA QUE LOS NIÑOS, NIÑAS, ADOLECENTES Y JÓVENES PUEDAN EJERCER
PLENAMENTE SUS DERECHOS

Creemos firmemente que el acceso a una educación de calidad, equitativa, integral y relevante es el único medio para romper el círculo de marginación, pobreza y violencia que afecta a miles de niños de nuestro país.

En nuestros programas de fortalecimiento familiar y de cuidado alternativo aseguramos el acceso a educación de calidad para más de 1000 niños, niñas adolescentes y jóvenes.

La educación es la única herramienta que permite el desarrollo completo del potencial humano. Fortalecer la capacidad de aprendizaje de los niños es clave para mejorar sus aptitudes y posibilidades laborales futuras y además constituye la base para una vida autosuficiente y digna.

Se unen a detener este ciclo y transformar la violencia en dulzura.

Cuando un niño o niña ejerce su derecho a la educación transforma sus posibilidades de desarrollo integral. Tu donación lo hace posible.

La educación es la única herramienta que permite el desarrollo completo del potencial humano. Fortalecer la capacidad de aprendizaje de los niños es clave para mejorar sus aptitudes y posibilidades laborales futuras y además constituye la base para una vida autosuficiente y digna.

VOS PODÉS AYUDAR HOY. HACÉ TU DONACIÓN HOY.

¿Cómo ayuda tu donación?

Con tu donativo estas impactando directamente en la vida de los más de 1.000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes que viven en las Aldeas o participan de las Escuelas para Familias o los programas de Empleabilidad.



Aquí te contamos cómo ayuda tu donación:

  • Tu aporte de 3 mil colones será para 2 días de comida para un niño o niña.
  • Tu aporte de 10 mil colones será para un kit mensual de higiene básico para un niño o niña.
  • Tu aporte de 20 mil colones será para el servicio médico mensual para un niño o niña.
  • Tu aporte de 50 mil colones será para un mes escolar de un niño o niña.
  • Tu aporte de 100 mil colones incluirá todo lo anterior para un niño o niña.

Conocé las historias.

SHEYLASan José, Costa Rica

“El curso me ha ayudado a dejar de usar palabras hirientes ya que tienen un impacto enorme en la vida de nuestros hijos. Mis hijos me hacen caso y ya no oímos gritos, ahora hablamos y escuchamos los tres. Esta experiencia me enseñó la importancia del diálogo.”