¿Cómo proteger a los niños y niñas?

03

El niño es un ser en desarrollo y que debe ser protegido por todas las personas que lo rodean. Por lo que cada persona debe aprender sobre cómo ayudar a que el entorno de los niños y niñas sea lo más sano posible.

Para Aldeas Infantiles SOS, la protección infantil implica velar por que se cumplan sus derechos.

Lizeth Jackson, Desarrolladora de formadoras (Tías SOS) de la Aldea Infantil SOS Limón, asegura que lo más importante que se debe llevar a cabo para su protección es un vínculo de comunicación y sinceridad.

La relación entre padres e hijos debe estar basada en la confianza. Que la persona menor de edad pueda sentarse a conversar con sus padres sobre alguna experiencia en el colegio o la escuela sin ser juzgado.

Si un niño o joven no siente la seguridad de compartir pensamientos o vivencias con sus padres, reprimirán lo que les pasa y ahí empiezan los problemas.

Un padre debe conocer a su hijo o hija, con quien se relaciona, conocer su entorno; porque al no conocer a su hijo o lo que hace, es ahí donde empieza la desprotección.

Según Jackson, se deben crear ambientes preventivos en torno a los chicos y chicas, como una red de apoyo que consista en una constante comunicación entre padres, profesores, vecinos y cualquier persona que pueda observar o notar algún comportamiento o situación extraña en torno a ellos.

Los centros educativos pueden velar por que se cumpla la protección infantil en sus instalaciones indicándole a toda persona que labore en el lugar que debe propiciar un ambiente donde se validen los derechos de las Personas Menores de Edad, e incluso asumir un rol de denuncia ante alguna situación de vulnerabilidad.

Incluso se recomienda crear alianzas con Fuerza Pública o la Municipalidad del cantón para realizar charlas sobre la seguridad y estrategias de acción joven con actividades recreativas para su tiempo libre.

Evitar el abuso físico es parte primordial de la protección infantil. Ningún niño debe ser agredido físicamente ni mentalmente, por lo que la capacitación y educación a los padres debe ser implementada.

Para Yendrie Quirós, Facilitadora de procesos recreativos y protección infantil de la Aldea de Limón, la utilización del castigo físico no es un método de disciplina, esto debido que provoca reacciones agresivas y deja en las victimas secuelas tanto físicas como emocionales; el estilo de crianza más adecuado, es disciplinar con amor, respeto y sin violencia.

Se deben enseñar estrategias para criar a sus hijos positivamente. Como por ejemplo, conversar sobre las consecuencias de malos actos. Además, dejar claros los límites y reglas será importante para tener una relación de respeto.

Según Quirós, es responsabilidad de la sociedad educar con valores y principios.  Desde el mundo adulto centrista nuestro deber es respetar los derechos de las personas menores de edad porque ellos son personas sujetas de derechos.

Primeramente validarle sus derechos a las personas menores de edad, es de suma importancia porque logramos que también reconozcan sus deberes; aspectos importantes en este tema es la participación y la escucha asertiva de los niños, niñas y adolescentes.

Lo primordial para protegerlos es conversar constantemente con ellos y crear confianza para que así, podamos comunicarnos de la manera más honesta. Corregir con amor y paciencia hará que su hijo o hija crezca en un ambiente seguro.